Durante el embarazo el sexo es bueno tanto para la futura madre como para el padre, ya que además de propiciar el encuentro del hombre con su próximo hijo,le permite a la mujer fortalecer a su nueva familia para que el bebé que está esperando, nazca en un entorno de unión y armonía.

Para algunas mujeres, el embarazo es bamboleado por crisis emocionales y físicas que pueden enfriar el deseo sexual durante las primeras etapas de la gestación. Esto puede deberse a la duda de sí es conveniente o no que tener relaciones sexuales, y si estas pueden afectar al bebé, lo que incluso puede generar un círculo vicioso donde el nerviosismo y la preocupación causan más problemas que el acto sexual en sí mismo.

En este sentido, y luego de consultar a tu médico, no debes tener miedo, ya que las relaciones sexuales durante el embarazo no son perjudiciales sino al contrario, aportan un gran beneficio físico, emocional y de cohesión con tu pareja.

Para algunas mujeres incluso, el embarazo es un período para regocijarse y disfrutar del acto sexual: un bien merecido descanso después de pasar años preocupándose por controlar la natalidad y pasar meses tratando de concebir.

Este apetito sexual regresa, por lo general, con ímpetu durante el segundo trimestre, ya que por razones obvias durante el primer trimestre los ánimos no siempre son los mejores, y en esta etapa es cuando los hombres deben ser más cuidadosos y pacientes con la portadora de su futura descendencia.

 A medida que se acerca el final del embarazo, el deseo sexual puede disminuir de nuevo por razones comunes: un vientre abultado que literalmente impide la intimidad, molestias y dolores aumentados y una perspectiva enfocada hacia el futuro. Si usted se pregunta qué es lo normal en cuanto al sexo durante el embarazo, la respuesta es lo que le parezca bien a usted. La clave es comprender los diversos factores físicos y emocionales que pueden afectar la energía sexual y tener la mente abierta y ser flexible.

Aspectos positivos del sexo durante el embarazo

  1. El mantenimiento de los lazos y de la armonía conyugal.
  2. Conserva la capacidad de la energía sexual de la mujer, permitiéndole la momentánea tranquilización de sus preocupaciones hacia el devenir.
  3. Contribuye a la elasticidad y flexibilidad de los músculos perineales, tan exigidos en este momento y que deberán distenderse al máximo en el parto.

Cuidados a considerar para el sexo durante el embarazo

Como precauciones, hay que tener en cuenta que la mayor irrigación sanguínea del cuello del útero, puede suponer la aparición de cierta pérdida de sangre si se ha producido una penetración profunda (tu pareja se tendrá que abstener de practicar este tipo de penetraciones).

También puede que después del acto sexual aparezcan algunas contracciones. Esto no es ningún signo de que se ha iniciado el parto, y no supone ningún riesgo de parto prematuro si el embarazo es normal.

 Si en el caso de que tu embarazo tenga algún factor de riesgo antes comenta este tema con tu obstetra.

En caso de no tener una relación de pareja estable sí que recomendamos (como siempre indicado y más ahora) el uso del preservativo como forma de evitar posibles infecciones de transmisión sexual que pueden afectar al feto.

Casos especiales a considerar para el sexo durante el embarazo

Hay situaciones en que deben restringir las relaciones sexuales o tener cierto cuidado. Una de ellas es durante el primer trimestre en caso de que tengas un historial de abortos espontáneos o de amenaza de abortos, o si se presenta signos de aborto.

Se recomienda no efectuar el coito a partir de las semanas 28-32 si se tiene una historia de parto prematuro, si se experimentan síntomas de parto, o si se han roto las membranas fetales (se ha roto aguas). Tampoco mantengas relaciones a partir de estas fechas en caso de placenta previa o de embarazo múltiple (más de un feto).

Consejos para aumentar el placer sexual durante el embarazo

  1. Celebre el cambio de su forma recordando que “Lo grande es hermoso.”
  2. Evite caricias en los senos si éstos están sensibles o segregan calostro.
  3. Masajee la parte interna de los muslos con aceites perfumados para disimular olores vaginales no muy agradables.
  4. Si tiene sangrado, evite la penetración profunda, especialmente a finales del embarazo.
  5. Mantenga un diálogo abierto entre usted y su pareja.
  6. Discuta sus sentimientos ambivalentes en cuanto a los cambios en sus roles y en la relación, sus temores sexuales y otras angustias que pueda estar sintiendo por lo que le espera en el futuro.
  7. La mejor posición para ser el amor es el hombre ubicado detrás de la mujer, ambos tumbados de costado con la espalda de ella pegada al pecho de él, o ella sentada sobre él

 Importante 

Si su embarazo es considerado de alto riesgo, consulte con el médico acerca de los tipos de expresión sexual que son seguros para usted. No existen evidencias que el orgasmo pueda causar aborto, a pesar que ocasiona contracciones del útero.

Para evitar problemas por los componentes de la prostaglandina contenida en el semen, el hombre debe proteger a su pareja usando un preservativo.

Más datos sobre este tema, en nuestro sitio amigo www.tufem.cl

No hay comentarios