La búsqueda de empleo es un proceso mucho más complicado de lo que pudiera parecer a simple vista, ya que no se trata sólo de encontrar un empleo, sino de ser capaces de hallara la vacante profesional que mejor se adapte tanto a nuestras necesidades y formación como a nuestro gusto personal. No por nada, pasaremos muchas horas de nuestro tiempo en nuestro puesto de trabajo, motivo por el cual más nos vale no sólo que ese trabajo no sea molesto, sino que disfrutemos del mismo y nos sirva para realizarnos personalmente.

En este sentido, es muy útil conocer todas las herramientas que están a nuestro alcance a la hora de realizar una búsqueda de empleo. Internet está lleno de guías y consejos para buscar empleo, que van desde los métodos clásicos, como los clasificados de los diarios y entregar currículos en la empresa donde queramos trabajar; hasta métodos más modernos y ligados a las nuevas tecnologías, como puede ser responder a las empresas que optan por publicar avisos gratis online o registrarnos en algún portal de empleo donde colgar nuestro currículo. Los métodos son muy variados y pueden resultar útiles en mayor o menor medida dependiendo de nuestro sector empresarial y nuestro dominio de las nuevas tecnologías.

Actualmente se recomienda que además de la búsqueda pasiva de trabajo se intente llevar a cabo el proceso contrario, haciendo que las propias empresas se fijen en nuestro potencial, demostrando nuestra valía y profesionalidad. Una forma bastante común de parecer apetecibles para las empresas es mantener algún blog personal en el que por un lado publicar y comentar la actualidad de nuestro sector profesional, demostrando así que nos mantenemos al día sobre nuestro trabajo y reflexionamos sobre el mismo; y por otro publicar muestras de nuestra capacidad laboral, si por ejemplo somos un fotógrafo podemos publicar fotografías realizadas por nosotros mismos mientras que si somos un arquitecto o un ingeniero podemos colgar diseños o proyectos personales.

Esta actitud más profesional y activa en la búsqueda de empleo ha pasado encontrado un buen aliado en las redes sociales, ya que estos portales dedicados principalmente a la comunicación personal pueden ser útiles en la búsqueda de empleo. Las redes sociales pueden servir tanto para promocionar nuestro blog personal profesional como para producir contenidos dentro de los mismos. Aunque si lo que queremos es optimizarlas para la búsqueda de empleo, hay una serie de detalles que debemos tener muy claros a la hora de utilizar las redes sociales.

  • Perfil personal o profesional. Una duda muy común es saber si crear un nuevo perfil en la red social para buscar empleo o más bien utilizar el nuestro personal. La decisión depende de cada, pues muchas veces puede ser cansado llevar dos perfiles en la misma red y terminamos dando muy de lado el profesional. Aunque no es menos cierto que nuestro perfil personal suele ser más relajado y con contenidos que podemos no querer compartir con nuestros potenciales jefes si no son amigos, caso que puede no darse nunca.
  • Foto de perfil. La imagen es tremendamente importante a la hora de buscar empleo, y no hablamos de lo guapo o feo que seamos, sino de la imagen que transmitamos a nuestro alrededor. Debido a esto, lo más recomendable, a la hora de colocar una fotografía de perfil en las redes sociales para buscar trabajo, es utilizar una fotografía nuestra personal en la que se nos reconozca bien y aparezcamos en actitud relajada. Se deben descartar tanto las fotografías de carnet en las que todos salimos mal como alguna imagen nuestra en una fiesta nocturna o bañándonos en la playa.
  • Actitud nivelada. Otro detalle importante a la hora de buscar empleo mediante las redes sociales es nuestra actitud. Con esto queremos decir que es importante mantener un equilibrio entre una actitud demasiado profesional, que sea interpretada como fría, y una demasiado relajada, que puede ser percibida como descuidada. Muchas veces el equilibrio es subjetivo, pero podríamos indicar en cierto modo que lo que hay que tratar es mostrar una imagen fresca y activa pero responsable y trabajadora.
  • Actividad constante. Por último, debemos de recordar que las redes sociales se basan en el intercambio constante de información, el cual es responsabilidad absoluta de sus usuarios. Esto quiere decir que no nos vale visitar una vez cada varios días la red social en cuestión y limitarnos a leer lo que han publicado los demás. Nuestra presencia debe ser constante, produciendo o promocionando material propio e interpelando siempre que podamos a los perfiles profesionales que nos interesen, buscando siempre crear debate e intercambio de información.

Estos consejos nos pueden ayudar a encontrar trabajo en Internet de forma más rápida y eficiente, aunque lo realmente importante es conocer nuestro potencial para aumentarlo y utilizarlo al máximo. Ahora solo queda registrarnos en las principales redes sociales y comenzar a seguir a las empresas y profesionales que creamos más interesantes, con el objetivo de atraer su atención, tanto interpelándolos como demostrando nuestra profesionalidad.

No hay comentarios