Fecha de publicación: 08-05-2013 | Autor: Icomercial | Categoría: Sin categoría

Aunque para muchos resulta obvio, no deja de ser agradable experimentar lo que significa estar permanentemente conectado.

Ayer mientras viajaba en el metro hacia una reunión, una empresa me pidió una cotización  por el chat de google pensando que yo me encontraba en el computador y en realidad yo estaba llevando a cabo la conversación desde mi humilde celular.

Esta mañana al ver que iba un poco atrasado a la oficina y al recordar un dato que decía transmitir al  equipo, pude hacerlo por whatsapp.

Estas acciones también podría haberlas realizado por una llamada sin embargo el costo marginal de hacerlo por Internet es cero.